¿Es lo mismo una rehabilitación que una reforma?

Lo cierto es que rehabilitación y reforma son conceptos muy similares. La diferencia está tal vez en matices. Por ejemplo, una rehabilitación suele ser siempre una obra mayor mientras que una reforma pueden ser pequeñas obras que no tengan más calado.

Muchas veces, la diferencia la marca el tipo de edificio sobre el que va a trabajar la empresa de rehabilitacion. Si se trata de un edificio histórico o que está en una zona histórica y sometida a unas normas para su reforma, se habla de una rehabilitación. Tendrá que respetar las normativas y se trata de mantener el aspecto original de la vivienda pero haciendo que sea segura y cómoda para vivir en ella.

Por ejemplo, un piso con una galería con ventanas de madera puede rehabilitarse, en cuyo caso la galería sería en los mismos materiales que los originales aunque sean más modernos. En muchos casos, incluso no sería posible cambiar la madera, excepto si está podrida o afectada por polilla, sino que habría que arreglar la que ya existe. La madera que se cambie se cambiará por otra similar y en algunos casos incluso se exige que todo tenga una cierta pátina.

Sin embargo, si ese mismo piso está en una zona de la ciudad que no está sujeta a normativa podría reformarse y cambiar la galería por otra con ventanas de aluminio mucho mejores para aislar o incluso cambiar el resto de materiales de la galería para darle una apariencia más moderna a la casa. También se podría reformar la fachada, poniéndola mucho más actual.

Hay que tener en cuenta que aunque en algunos casos se tenga en cuenta esta diferencia cuando se habla de rehabilitaciones y de reformas, en otros se toman como sinónimos y hablar de una reforma integral o una rehabilitación se considera exactamente lo mismo. A fin de cuentas, todo lo que sea renovar la vivienda se puede considerar rehabilitación, especialmente cuando influye a las tuberías del agua o a la instalación de electricidad.

Por eso, cuando se contrata a una empresa de reformas o rehabilitaciones, hay que explicarles claramente lo que se quiere hacer y asegurarse de que la empresa lo ha entendido. De esta manera y más allá de la terminología, todo el mundo tendrá claro qué es lo que hay que hacer y se dará un presupuesto en función del trabajo.

Luz natural en los fogones

Dos cocinas, dos mundos diferentes. Y una explicación: la luz. Vengo de una familia en la que la cocina era uno de los espacios más frecuentados de la casa, lugar de encuentro, conversación y de vez en cuando, por qué no, discusión. Mi familia hacia más vida en la cocina que en el salón, al contrario que sucede en otras casas.

Y creo que era así también porque era uno de los espacios más agradable de la casa gracias a su luz natural. Al estar orientada al sur recibía una importante cantidad de sol a lo largo del día, y eso, cuando vives en un lugar del norte de España donde llueve bastante y las nubes son costumbre, se agradece mucho.

Por el contrario, el salón estaba orientado al norte. Además era un primero con el edificio de en frente bastante cerca. ¿Resultado? Nada de luz natural. Así que apetecía estar más en la cocina, aunque fuese un espacio más pequeño, que en el salón.

En realidad, cuando yo todavía vivía en casa de mis padres, no había pensado en nada de esto. Solo me di cuenta de la importancia de la luz natural (y de la razón por la que todos preferíamos, por inercia, la cocina) cuando viví en una casa cuya cocina era un infierno. El dueño siempre hablaba de reformar cocina, sobre todo la zona de la meseta y los fogones porque estaba bastante deteriorada, pero nunca daba el paso.

Pero lo peor de aquella cocina no era la meseta, era su aislamiento. Yo no estaba acostumbrado a los espacios sin ventanas. Ya no digo que no recibiera luz natural, es que no tenía ventana… Había vivido en otras casas, también pequeñas, pero hasta ese momento nunca me había encontrado con aquello: una cocina minúscula y aislada.

Así que cuando nos mudamos de allí, una de nuestras prioridades era volver a disfrutar de la luz natural en los fogones. Irónicamente, luego me enteré de que en cuanto me fui, el dueño de mi anterior casa decidió reformar cocina… Pero me dio igual, ahora estoy contento otra vez porque mi nueva cocina recibe un montón de luz… A veces tanta que tengo que bajar la persiana. Pero lo prefiero así…

Electrodomésticos integrados para tu cocina

En las reformas de cocinas una gran parte del presupuesto se va en los electrodomésticos. Son muchos los aspectos que hay que valorar en los mismos, como por ejemplo su consumo. Los electrodomésticos de bajo consumo pueden tener un precio ligeramente superior al resto, pero a la hora de la verdad son mucho más económicos porque se compensa en el menor precio del recibo de la luz.

Pero también hay que valorar otro aspecto importante, elegir si los electrodomésticos irán integrados en los muebles o serán independientes. Ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes.

-Los electrodomésticos integrados permiten un aspecto mucho más uniforme de la cocina. Si se han comprado unos muebles bonitos que se quieran lucir siempre se verán mucho mejor con los electrodomésticos integrados. Esto hará que la cocina se vea más compacta y, para determinados estilos, mucho más atractiva.

-Uno de los puntos en contra de los electrodomésticos integrados es que en el momento en que se estropean buscar un sustituto es más complicado, ya que debe de adaptarse al hueco. Determinadas casas de muebles de cocina hacen sus espacios de modo que solo la marca con la que trabajan pueda adaptarse. Pero, en líneas generales, siempre hay varias opciones.

-Entre las ventajas de los electrodomésticos independientes está que se pueden elegir los modelos con mucha más libertad. No obstante siempre deberán de encajar en el espacio reservado para ellos. En el caso de las cocinas más modernas y coloridas se puede jugar con electrodomésticos de colores, algo que no ha triunfado tanto como se esperaba pero que a muchas personas les gusta, especialmente en cocinas de gente muy joven.

-Uno de los puntos en contra de estos electrodomésticos es la estética. La cocina puede acabar pareciendo “agujereada” con estos aparatos de por medio, a no ser que se elijan tonos que puedan encajar. Esto se puede compensar con los electrodomésticos metalizados, que tienen un aspecto bastante más elegante.

Cada persona deberá de elegir en función del tipo de cocina que busca, del presupuesto que maneja y también de las opciones que les ofrezcan en la tienda donde adquieran los muebles y los electrodomésticos. En cualquier caso, es importante asegurarse de que tienen unas medidas estándar que los hacen fáciles de reemplazar, así como que las puertas integradas también pueden quitarse y acoplarse a otros electrodomésticos diferentes sin tener que comprar otras nuevas.

Cuidados para nuestra piscina con cubiertas

Ahora que ya faltan pocas semanas para la llegada oficial del verano, cualquier opción de la que dispongamos para sofocar las altas temperaturas y el calor de esta época es quizá insuficiente. Pero si hay algo que siempre nos ayuda a soportar un poco mejor estas altas temperaturas, es darnos un refrescante baño en una piscina. Y si puede ser en la piscina de nuestra casa, mejor que mejor. Pero antes de que llegue el momento de zambullirnos en el agua y darnos un buen chapuzón, es necesario tener en cuenta que debemos realizar ciertos cuidados de nuestra piscina con las mejores cubiertas de piscina que nos ayudarán a mantener todo en perfecto estado

Pero claro, no todos nosotros tenemos la suerte de contar con una piscina en casa, ya sea por falta de espacio, de dinero, o simplemente por no saber cómo mantener y cuidar esta piscina. Por suerte, para este último grupo, la solución es bastante sencilla. Se trata de seguir unos cuidados básicos para mantener el agua y nuestra piscina en estado óptimo durante todo el verano, y para ello solo hay que seguir unos sencillos pasos.

El cloro, el mejor amigo de nuestra piscina

Antes de llenar nuestra piscina al principio del verano, es necesario comprobar que todas las paredes y el suelo se encuentren en buen estado. Es recomendable eliminar cualquier tipo de grieta o agujero con un poco de cemento blanco y taparla siempre con cubiertas de piscinas para mantener el agua limpia una vez que la tengamos llena.

Una vez que la hemos llenado y que hemos comenzado a disfrutar de unos refrescantes baños, debemos saber que hay una serie de cuidados diarios que debemos emplear para poder mantener la piscina a punto durante todo el verano. Para empezar, debemos limpiar el fondo y las paredes de la piscina al menos dos veces por semana. De esta forma retiramos toda la suciedad acumulada y mantendremos el agua en buen estado.

En cuanto al estado del agua, también es necesario seguir una serie de cuidados. Los más importante son depurarla con depuradoras y sistemas de depuración especializadas. Pero lo más importante es echar cloro en el agua de nuestra piscina para que se mantenga limpia y transparente durante un mayor tiempo.

4 Servicios que debería de ofrecer una empresa de reformas

Las empresa de reformas ofrecen servicios cada vez más integrales. Esto es así porque quién reforma su casa no quiere, por lo general, tener que preocuparse por nada una vez que toma la decisión de quién va a realizar el trabajo y qué es lo que quiere que se haga.

Para la mayoría, el objetivo es poder contratar a una empresa y olvidarse de todo hasta el día en el que se le entregue la llave de su piso o su casa reformada. Una empresa de reformas puede darle todo esto al ser quien se encarga de coordinar todos los trabajos. Pero también puede dar servicios a mayores que son muy de agradecer:

1) Arquitecto. El arquitecto no siempre es necesario en una reforma, pero sí lo es para aquellas que precisan un proyecto previo. Si la empresa de reformas cuenta con un arquitecto ahorrará al cliente el tener que buscarlo.

Pero además, ocurre que el arquitecto puede ser el encargado de controlar una reforma integral incluso si no hace falta proyecto, ofreciendo sus conocimientos y experiencia para lograr un mejor resultado.

2) Servicio de gestoría. Uno de los problemas de las reformas está en el papeleo que a veces acarrean, cuando hay que pedir permisos en el ayuntamiento o solicitar la instalación de contenedores.

La gestoría puede hacerse cargo de este tipo de trabajos y además puede ayudar al cliente informándole de las subvenciones a las que pueda tener derecho o a las desgravaciones a las que pudiera optar en su momento.

3) Diseños y decoración de interiores. Aunque tengamos una idea clara de cómo queremos nuestra casa, un diseñador o un decorador de interiores puede ofrecernos ideas estupendas tanto previas a la reforma como posteriores.

Su experiencia en la distribución del espacio y en el aprovechamiento de los recursos puede ser clave para lograr una reforma de gran calidad.

4) Servicio de cámaras Web. Puede parecer algo superfluo pero si no tienes demasiado tiempo para poder ir a ver la obra de tu casa que se está realizando en un lugar diferente al que resides en ese momento, poder hacerlo a través de una Web da mucha tranquilidad.

Podrás comprobar que el trabajo se está llevando a cabo en los plazos previstos y también podrás supervisar los detalles del mismo, solicitando cambios si algo de lo que ves no se ajusta a lo pactado o resulta que no es de tu agrado al verlo.